Advertencia
  • Info: Asigne el componente Virtuemart a un item del menú

Masajes relajantes tonificantes descontracturantes Malayka Valladolid Acupuntura Biomagnetismo Personal Trainer Servicio a domicilio, google

Su Carrito

[ 0 ] Productos
Ir a compra
 x 
Carro vacío
Prev
Next

Estimulación Corporal

Técnica sencilla con la cual se mejora el cuerpo a nivel óseo, muscular y visceral Read more

Acupuntura

Mediante la inserción de finas agujas en puntos específicos de cada meridiano se equilibra la energía. Read more

Moxa

La moxibustión es una terapia que utiliza la raíz prensada de la artemisa a la que se le da forma de puro denominado moxa. Read more

Biomagnetismo

El Biomagnetismo supone la comunicación con la sabiduría corporal para determinar la región biomagnética dañada. Read more

Masajes

El masaje es un método de tratamiento manual, aplicado sobre la cubierta corporal y trasmitido por la presión mecánica de las manos. Read more

Auriculoterapia

La auriculoterapia es un método de tratamiento variante de la acupuntura, que consiste en la estimulación de los puntos del pabellón auricular. Read more

BIOMAGNETISMO

 Indicado en tratamientos para problemas de virus, hongos, parásitos y bacterias.

Más que imanes, un modelo de salud. Una terapia que nace con el descubrimiento del médico mexicano, Dr. Isaac Goiz: el par biomagnético. Su propuesta: toda enfermedad aparece con la llegada de inesperadas visitas microscópicas (parásitos, virus, bacterias u hongos), hospedando en algún órgano que ha cambiado su pH.

¿Por qué renunciar a la salud ideal si para el biomagnetismo no hay enfermedad catastrófica? La buena nueva que nos trae es que todos podemos cambiar de enfermedad en curación y armonía. El biomagnetismo nos llama a convertirnos en alquimistas y a dejar de identificarnos con nuestras dolencias, si tenemos disponibles campos magnéticos que pueden ejercer un benéfico efecto en nuestra calidad de vida.

Una mirada del enfermar y sanar desde el punto de vista energético es la propuesta terapéutica del biomagnetismo. Potentes y simples imanes es la batería de prescripciones, luego de que se rastree con singular método kinesiológico la región biomagnética aquejada. Al biomagnetismo no le interesan los síntomas, puesto que los entiende como una demostración tardía. Cuando se instala un microorganismo inmediatamente “se contrae el órgano que soporta la distorsión del pH y posteriomente, muy posteriormente, aparecen todas las manifestaciones visibles”, señala el Dr. Goiz. El ideal de la medicina biomagnética no es un mundo aséptico en guerra contra los gérmenes, sino mantener al organismo en un pH neutro porque el estado de salud se entiende como el equilibrio interno del organismo.


PAR BIOMAGNÉTICO

 

El par biomagnético viene a definir cada una de las enfermedades conocidas en dos órganos bien identificables. En la actualidad, la medición de los polos biomagnéticos es de orden cualitativo e indirecto, pero es la base para que en un futuro próximo “desarrollemos un equipo que pueda medir en forma directa y cuantitativa los fenómenos de polarización orgánica”, señala Goiz.

Escribe el galeno: “el par biomagnético es el conjunto de cargas que identifican una patología y que está constituido por dos cargas principales de polaridad opuesta que se forman a expensas de la alteración fundamental del pH de los órganos que las soportan”.

Se trata de una estructura magnética corporal compuesta por dos polos de carga contraria. Esta polaridad delimita una región específica que busca estabilidad energética. Mientras un polo es sintomático, el otro es asintomático. Y así como el polo positivo (o el equivalente al sur terrestre), que se genera por exceso de iones de hidrógeno, tiende a contraerse, a la acidez, a acelerar la actividad celular y la maduración, a hospedar virus y hongos; el negativo (o norte), que se genera por déficit de iones de hidrógeno, tiende distenderse, a la alcalinidad, a lentificar la actividad celular, y a contener bacterias y parásitos.

Desde el biomagnetismo se entiende que entre ambos focos infectados se establecería una comunicación a distancia, en forma de ondas electromagnéticas, que permite la retroalimentación energética entre dichos microorganismos, los que se potencian en su virulencia y capacidad de resistencia frente al sistema inmune. “Esto nos llevó a entender que los procesos exhudativos por excitaciones celulares están formados por irritaciones que producen las bacterias por sus toxinas o los virus por ellos mismos que se introducen a la célula y producen este tipo de conflictos”, explica el Dr. Goiz.

Al comprobarse entonces que las cargas biomagnéticas presentan una resonancia vibracional entre sí, se abrió paso para el uso de la influencia de los imanes en el intercambio celular de iones, aplicando un campo magnético de polaridad contraria a la del campo bioenergético que presentaba el organismo. Invirtiendo esa polaridad, con un par de magnetos de una fuerza de mediana intensidad (que oscila entre los mil a 30 mil unidades de imantación o Gauss), se llegaría a la salud. Y lo que produciría sería una interrupción de la retroalimentación energética y simultáneamente se tiende a corregir el pH alterado simplemente actuando sobre el ión de hidrógeno.


CRISIS ALOPÁTICA

 

Muchos ya han reconocido el biomagnetismo como la medicina del futuro. “¿Por qué la alopatía ya no funciona?”, pregunta el Dr. Goiz. Es que se cometió el error de abusar de los recursos medicinales el siglo pasado “con vacunaciones, antivirales, antibióticos, anti, anti, anti, anti… Como al niño que se le dieron bofetadas cuando era pequeño, crece y nos da una puñalada. Y tiene otra conducta. Igual ocurre ahora: las bacterias, los virus, los hongos ya adquirieron otra conducta y ya no nos entendemos”.

Afortunadamente el biomagnetismo viene a solucionar este impasse. “Gracias a ello, se podría detectar la enfermedad en su origen y, eventualmente, precisar cuándo, cómo y por qué se transmitió”, sin embargo, la confirmación del efecto terapéutico de los imanes dio origen a la venta indiscriminada en ciertos países desarrollados, de distintos accesorios “como cinturones, fajas, colchonetas, cintillos y parches magnetizados, pero este uso de los magnetos fue como disparar a la bandada, sin tener claro a lo que le estábamos apuntando”, es evidente que al proporcionarnos un mapa exacto de estos pares de puntos en el cuerpo, el Dr. Goiz con su biomagnetismo no deja lugar a especulaciones y permite el increíble hecho de poder reconocer en una primera sesión patologías que sólo el paciente sabe o se enterará mediante exámenes. No obstante, el biomagnetismo no se ha quedado en el cuidado del pH, la resonancia o la carga. Actualmente atiende con especial dedicación conceptos de entropía, simbiosis, el agua cristal, la red ferroso férrica, la física cuántica.
En ese ámbito, el Dr. Goiz ha inaugurado el ejercicio bioenergético que utiliza la mente para producir el mismo efecto de los imanes. Se trata de crear el espacio y la intención para que ocurra el cambio, con la claridad que no hay realidad sólida y que el desequilibrio es temporal. Porque podemos elegir entre caer en un desajuste existencial para crear un desbalance electromagnético en nuestras células o entregarnos a nuevas posibilidades que nos permitan afectar de la manera más conciente la realidad a través del poder de pensamiento y simplemente “la despolarización se da”, afirma el creador del biomagnetismo.

NOTA! Este sitio utiliza Cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web.

LAS COOKIES NO SON NADA MALO, Y SIMPLEMENTE SE INFORMA DE ESTO AHORA PARA CUMPLIR CON LAS LEYES DE ESTE PAÍS. Leer más

Acepto

Malayka.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Por nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web de Malayka.es, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

http://www.allaboutcookies.org

http://www.youronlinechoices.eu

http://www.international-chamber.co.uk/our-expertise/digitaleconomy

¿Cómo utiliza Malayka.es las cookies?

Malayka.es tan solo utilizará las cookies que Usted nos deje utilizar. Podrá controlar sus cookies a través de su navegador. Podrá encontrar más información al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

1. Cookies de Rendimiento

2. Cookies Funcionales

3. Cookies de Marketing

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

1. Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a Malayka.es a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

Que Usted navegue por el sitio

Que Malayka.es recopile información sobre cómo utiliza Usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

2. Cookies Funcionales

Nuestro propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de Malayka.es. Podrá rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. Malayka.es utiliza estas cookies para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en nuestro sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de marketing.

Dichas cookies permitirán:

Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

3. Cookies de Marketing

Dichas cookies son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a Malayka.es, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

Enlazar con redes sociales

Pasar información sobre su visita a la página de Malayka.es para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies a través de la página web de Malayka.es, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

Aquí tiene una fuente de información sobre cómo llevar a cabo dicho proceso: http://www.allaboutcookies.org/manage-cookies/

Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de sus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.